Portada

Construcción Sostenible: Cómo dotar de un ambiente agradable a nuestra vivienda

El objetivo de toda edificación es que sus usuarios se sientan en un estado de confort agradable en todas sus estancias. En ello intervienen varios factores como la temperatura, la humedad, el ruido o la iluminación, entre los más evidentes, aunque también intervienen otros factores indirectos que hacen que eso sea posible, como las características constructivas y técnicas del edificio, las instalaciones, los contaminantes químicos, etc.

Para conseguir un ambiente confortable se persigue reducir al máximo el riesgo de existencia de condiciones perjudiciales para la salud y la higiene de las personas, así como la perdida de los niveles de habitabilidad y confort, mejorando y manteniendo la calidad del aire, eliminando la existencia de sustancias tóxicas o nocivas en espacios habitables y minimizando la demanda energética.

En este artículo vamos a centrarnos en tres de estos factores: la iluminación, los sistemas de control domótico y el ruido.

 

ILUMINACIÓN

En todo edificio es conveniente un estudio de la iluminación que tenga en cuenta el uso de las estancias analizadas, con el fin de disponer una correcta iluminación para alcanzar un grado de iluminación adecuado y así una iluminación eficiente.

Disponemos en el mercado de una amplia gama de lámparas, con diversas tonalidades, intensidad e incluso formas, para garantizar la adecuada iluminación para cada estancia así como un limitado gasto de energía.

Lámparas fluorescentes compactas o de bajo consumo

Actualmente sólo se comercializan las lámparas fluorescentes compactas (LFC) o lámparas de bajo consumo, que están formadas por un tubo fluorescente en miniatura con tamaño adecuado para el uso en aparatos de iluminación convencional. Las ventajas de este tipo de lámparas son:

  • Ahorro en el consumo eléctrico.LFC
  • Recuperación de la inversión en 6 meses.
  • Tiempo de vida útil mayor que las lámparas incandescentes.
  • No tienen mantenimiento.
  • Generan 80% menos calor.
  • Flujo luminoso mayor.
  • Diferentes formas, bases, tamaños, potencias y tonalidades.

En cambio aunque su tonalidad es parecida a otros tipos de bombillas los colores del entorno no se perciben igual que con las halógenas y al encenderse hay que esperar hasta que alcanza el rendimiento adecuado.

También hay que tener en cuenta que su encendido y apagado frecuente disminuye su vida útil, factor que hay que tener en cuenta a la hora de disponerlas en ciertos ámbitos de paso o de uso intermitente.

 Lámparas LED

La tecnología de los diodos emisores de luz o LEDs es más segura para el medio ambiente que la de las lámparas fluorescentes compactas, ya que éstas contienen mercurio.

Los tipos de LED MR16 se utilizan en interiores para iluminación de viviendas, centros comerciales, centros de conferencias, etc. Son de bajo consumo de energía, 3watt, con 170 lúmenes y con un color ambiente de hasta 7000K.

Las ventajas de este tipo de lámparas son las siguientes:

  • Toda la energía es utilizada para generar luz no genera calor.LED
  • Producen más luz por vatio de energía.
  • Su vida útil se extienda de 35.000 a 50.000 horas e incluso 100.000. Las incandescentes lucen entre 1.000 o 2.000 horas.
  • Perfectas para uso intermitente, donde es necesario un apagado y encendido constante.
  • Puede producir dos veces más luz que una tradicional.
  • Proporciona una luz brillante en microsegundos.
  • Reducido tamaño.
  • Diseñas para un enfoque de la luz y una mayor intensidad.
  • Pueden emitir luz de colores sin usar filtros.

 Sistemas de ahorro de iluminación artificial.

Los sistemas de regulación y control apagan, encienden y regulan el consumo energético de la luz mediante interruptores, detectores de movimiento y presencia, células fotosensibles u horarios preestablecidos, permitiendo un mejor funcionamiento del sistema y ahorrando hasta un 70% de energía.

Existen diferentes sistemas de ahorro, acordes a las necesidades de uso y las zonas de iluminación, desde los mecanismos tradicionales a los que aprovechan las últimas tecnologías en detección y comunicación:

  • Interruptor manual.Interruptores
  • Interruptor temporizado.
  • Detectores de presencia o movimiento.
  • Control horario.
  • Control centralizado compuesto por detectores y por una unidad central programable.
  • Control electrónico por internet

Existen unos factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el sistema de ahorro en la iluminación:

  1. Predeterminación de los niveles de iluminación. Mantenimiento de los niveles de iluminación, tiempo de ocupación del reciento y aportación de luz natural.
  2. Elección de los componentes de la instalación.
  3. Elección del sistema de control y regulación.

 

SISTEMA DE CONTROL DOMOTICO

Un sistema domótico dispone de una red de comunicación que permite interconexión de una serie de equipos a fin de obtener información sobre el entorno arquitectónico, realizando determinadas acciones sobre dicho entorno.

Los elementos de campo recogen la información que es trasmitida a la unidad central, procesándola acorde con una determinada programación, regulando automáticamente en base a todo ello los diversos elementos.Domotica

Existen dos tipologías:

  • Contra intrusos. No sólo detecta, como su propio nombre indica, la presencia no deseada sino que también simula la misma, encendiendo y apagando de las luces en horarios programados, levantando persianas, encendiendo equipos electrónicos, etc.
  • Seguridad técnica. Detectores de inundación, humo y gas que, en caso de activarse, pone en contacto el sistema con los teléfonos o equipos informáticos asignados en la central.

Beneficios de un sistema domótico:

  • Energía eléctrica. Gestión del consumo de energía, utilizando temporizadores, programadores y termostatos.
  • Confort. Control automático de calefacción, agua caliente, refrigeración e iluminación, gestión de accesos, persianas, toldos, ventanas, riego automático…
  • Seguridad. Proporciona distintos tipos de seguridad; seguridad de los bienes, seguridad de las personas y seguridad de incidentes y averías.
  • Comunicaciones. El sistema está interconectado con otros dispositivos a través de la red.

 

RUIDORuido

El confort acústico es un aspecto esencial de la calidad de vida de los usuarios de cualquier edificio. Para conseguir un ambiente interior confortable en cuanto al ruido debemos limitar, dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios, acondicionando y aislando los espacios habitables, tanto del ruido interior como exterior.

Está determinado por dos factores: el nivel sonoro ambiental y el comportamiento acústico de los elementos constructivos.

El nivel sonoro ambiental es el ruido percibido en el interior del edificio por diversas fuentes:

  • Ruido exterior del edificio
  • Ruido de instalaciones y equipamiento
  • Ruido aéreo de recintos contiguos
  • Ruido producido por impactos de impactos

La calidad acústica de los elementos constructivos se refiere tanto al aislamiento acústico proporcionado por los mismos como a las cualidades de acondicionamiento acústico, como son la amortiguación y reverberación, que dependen de las condiciones de uso y de las dimensiones  de los espacios. Así, los elementos constructivos que conforman cada recinto deben cumplir las condiciones mínimas  en:

  • Aislamiento acústico ante los tipos de ruido descritos anteriormente
  • Aislamiento ante las vibraciones
  • Acondicionamiento acústico (reverberación – amortiguación)

 

 

El confort del usuario es un aspecto que debe tenerse en cuenta desde las primeras fases del desarrollo de un proyecto, ya que en gran medida está condicionado por los requerimientos de uso de cada edificio y por la configuración y el diseño de los espacios y los paramentos. Una correcta elección de la ubicación y la orientación de los diferentes usos del edificio y un eficiente diseño de las fachadas permite reducir, utilizando medidas pasivas, las necesidades energéticas y aumentar el grado de confort de los usuarios. Es por tanto en el proceso de diseño donde debe incidirse, dentro de los posible, si se quiere alcanzar un nivel de confort alto con un coste energético bajo.

 

*Todas las imágenes pertenecen a sus autores originales y han sido obtenidas de sus sitios web. Pinchando las imágenes podrán acceder a ellos.