Construcción Sostenible: ¿Y qué hacer después?

Una vez que la fase proyecto y ejecución han finalizado, es decir, cuando el usuario experimenta de manera real los resultados de lo que se ha proyectado, ¿qué podemos hacer para verificar esos resultados o para mejorarlos?

 

Auditoría de consumo anual

Es un proceso por el que se obtienen los consumos reales del edificio, partiendo de ellos la auditoría identifica los sistemas en los que se pueden llevar acabo propuestas de mejora, analizándolas para optimizar los consumos.

Tiene como objetivo concienciar a los usuarios de las edificaciones de su comportamiento e implantar acciones de mejora en cuanto a ahorro y eficiencia.

Mantenimiento.

Mantenimiento sostenible es aquel que, simultáneamente, minimiza los impactos ambientales asociados a su desarrollo y permite mantener o adecuar las instalaciones y edificios para que estos puedan desempeñar de forma óptima las funciones y usos que se les han asignado.

Existe un Manual de uso de cada edificio, facilitado al promotor o propietario de la edificación, en el cual han de establecerse medidas y directrices, de forma genérica consideramos las siguientes directrices:

  • Minimización del impacto de las intervenciones sobre el medio considerando el uso de sistemas y elementos de bajo impacto medioambiental y altamente eficientes.
  • Optimización de las redes de servicios mediante el uso de instalaciones y elementos de bajo mantenimiento y larga duración.

Existen diferentes tipos de mantenimiento.

  • Mantenimiento preventivo. Se reduce el número de averías ya que se evalúa programadamente toda la edificación, previniendo todo tipo de afecciones.
  • Mantenimiento correctivo. Se desarrolla una vez se ha detectado la avería.
  • Mantenimiento predictivo. Se realiza a partir de los datos aportados mediante una monitorización.

Como vemos, tan importante como el proyecto y la ejecución de cualquier edificio es la correcta gestión durante toda la vida útil del mismo. Para ello es imprescindible la formación y educación de los usuarios en el funcionamiento y la correcta utilización de los sistemas que conforman su edificio, desde los cerramientos hasta los sistemas de domótica, pasando por todas las instalaciones.

Hasta ahora nos hemos centrado en la formación de los técnicos para que el edificio una vez construido sea sostenible, pero todos los esfuerzos y los costes de una construcción sostenible no tienen sentido sin una concienciación global. El concepto de construcción y uso sostenibles debe convertirse, a través de esa concienciación, en la norma, de forma que el término “sostenible” pierda su significado ya que todo lo será.

En resumen, la construcción sostenible nos aporta las técnicas y las herramientas, pero es sólo el punto de partida para un cambio de hábitos que redundarán en un mayor respeto al medio ambiente a través de la gestión sostenible en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Escaleras

Construcción y desarrollo sostenible. Algunos conceptos básicos

Cambiando ligeramente la temática del blog, en las próximas semanas vamos a dedicar una serie de artículos a un tema tan importante y actual como es la construcción sostenible. Entendemos que la comprensión por parte de toda la sociedad de la necesidad de aplicar los criterios de sostenibilidad es la base para fomentar una cultura de desarrollo sostenible.

Teniendo en cuenta el incremento de la población mundial y las perspectivas de ello en los próximos años, el incremento de necesidades aumentará considerablemente el consumo energético, la explotación de materias primas, la demanda de agua y, en definitiva, el consumo de los recursos. Tomando como referencia el momento actual, dicho consumo acabará sobrepasando  la capacidad límite del planeta.

En la actualidad ya estamos viendo como los asentamientos se concentran en las grandes ciudades, denominadas “mega ciudades”, circunstancia que con el paso del tiempo se irá incrementando, provocando verdaderos problemas de consumo y acceso a los recursos.

Actualmente la construcción y el mantenimiento de los edificios representa aproximadamente el 40% de los materiales utilizados, el 33% de la energía consumida y el 50% de las emisiones y desechos producidos. Por tanto, el sector de la edificación será uno de los actores principales a la hora de frenar esa problemática.

Todos deberíamos participar en un desarrollo sostenible, que es “aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus necesidades”.

DesarrolloSostenible

La construcción sostenible es un concepto global que identifica un proceso completo en el que influyen numerosos parámetros que, apoyados unos en otros, tienen como consecuencia productos urbanos eficientes y respetuosos con el Medio Ambiente. Tiene como objetivo estratégico o consigue minimizar o reducir al máximo su contribución global a los diferentes efectos de impacto medioambiental, como causa de todos sus procesos edificatorios considerados de una forma íntegra, desde su inicio hasta su final.

Como toda intervención humana, la arquitectura también conlleva una “huella ecológica” que trasciende más allá de su incidencia directa, inmediata y apreciable, cuyos efectos se manifiestan de múltiples formas, afectando a territorios y personadas muy lejanos de la fuente de origen de los mismos.

La huella ecológica se expresa mediante las diferentes categorías de impacto ambiental, como son:

EfectoInvernaderoLluviaAcida

  • Cambio climático (efecto invernadero)
  • Perdida de fertilidad (lluvia ácida)
  • Pérdida de vida acuática (eutrofización)
  • Perdida de ecosistema local (desertificación)
  • Pérdida de ecosistemas/biodiversidad (EcoToxicidad)
  • Agotamiento de los recursos naturales (sobre-explotación de los recursos hídricos)
  • Degradación y ocupación del suelo
  • Reducción de la capa de Ozono
  • Toxicidad humana
  • Radioactividad y residuos radioactivos.

EutrofizacionDesertificación

Los objetivos de la construcción sostenible se diferencian en diferentes áreas de actuación, que iremos analizando más detenidamente en post posteriores:

  • Energía. Reducir al máximo la huella ecológica producida por la generación, consumo y desecho de las diferentes formas de energía utilizadas para los usos energéticos en los edificios, así como los procesos asociados a ellos.
  • Agua. Reducir al máximo la huella ecológica producida por la captación y aprovechamiento de los recursos hídricos utilizados en los edificios, así como los componentes contaminantes y tóxicos incorporados en los procesos de uso, manipulación y vertido.
  • Materiales. Reducir al máximo la huella ecológica producida por la extracción, producción, uso y desecho de los materiales y productos de la construcción, así como de los procesos asociados a ellos.
  • Residuos. Reducir al máximo la huella ecológica producida por la generación, tratamiento, gestión y desecho de los residuos de la construcción y uso de los edificios.

Se debe analizar el ciclo de vida de un edificio, análisis de ciclo de vida (ACV), con el objetivo de medir el impacto ambiental del proceso en todo su ciclo de vida, desde la obtención de las materias primas hasta el fin de su vida.

Los criterios de sostenibilidad también se aplican, y se deben seguir aplicando, en el planeamiento urbanístico para un desarrollo urbano sostenible, siguiendo los siguientes criterios de actuación:

DesarrolloUrbano

 

El desarrollo sostenible implica la actuación en todos los ámbitos, entendiéndolo como la asunción de unos principios culturales que deben formar parte de nuestra sociedad en el presente y en el futuro. La aplicación de dichos principios viene de la mano del desarrollo y la investigación en las diversas ramas de la técnica, y serán éstas las que desarrollaremos en los siguientes posts.

 

Las imágenes han sido tomadas de:

http://www.albaceteporelclima.com

http://www.fancyicons.com

http://gavetasdemiescritorio.blogspot.com.es

https://daniellec95.wordpress.com

http://www.aztecanoticias.com.mx