Ermita de Santa María la Antigua de Carabanchel - Portada 00

La Ermita de Santa María la Antigua en Carabanchel (Madrid)

Uno de los edificios religiosos más singulares y con mayor trascendencia en la vida y costumbres de la Villa de Madrid es, a pesar de su sencillez y pequeño tamaño, la Ermita de Santa María la Antigua en Carabanchel.

La importancia de este edificio radica en dos factores: uno arquitectónico y estilístico, ya que se trata de uno de los pocos edificios mudéjares que se conservan en Madrid y presenta elementos muy singulares, y otro que entronca con la figura popular más importante de la ciudad, San Isidro, al estar el edificio anterior levantado sobre una antigua ermita dedicada a la advocación de Santa María Magdalena, donde el patrón de la ciudad rezaba y testigo de alguno de sus milagros

Ermita de Santa María la Antigua de Carabanchel - Vista generalAlzado sur de la ermita de Santa María la Antigua

La iglesia primitiva estaba compuesta por la nave central y el ábside semicircular, con una torre a los pies del muro oeste de la nave. Al fondo de la nave, en una segunda altura se sitúa el coro.

Ermita de Santa María la Antigua de Carabanchel - PlantaPlanta de la ermita de Santa María la Antigua

Pedro José Navascués Palacio (1961) habla del estado de abandono y deterioro de la ermita y ya describe la existencia de un importante desplome del muro sur y de un contrafuerte añadido con posterioridad al edificio original, pero en fecha indeterminada. Con anterioridad al año 1997 no existe ninguna intervención documentada, si bien, teniendo en cuenta la evolución natural del edificio a partir de su estructura inicial, se pueden definir una serie de modificaciones desde su construcción, según se apunta en el proyecto de Pedro Iglesias Picazo (1997): el muro norte, debió ser rehecho, tras la caída de la cubierta, que provoco asimismo el desplome del muro sur; se levantaron los pilares que dividen el interior de la iglesia, y que soportan la nueva cubierta; se edificó la sacristía a lo largo del siglo XVIII y se añadió la escalera de acceso al campanario.

P1110530Vista del estado actual de la fachada sur y la torre

P1110533Vista del estado actual de la fachada sur y la sacristía

Como ocurre en todos los edificios históricos, la ermita de Santa María la Antigua es el resultado de su propio desarrollo histórico. En su estado actual de está formada por la que se puede considerar una única nave, aunque los pilares existentes, posteriores a la construcción original, la dividen en tres espacios que, por su configuración, no pueden considerarse naves diferenciadas. La nave está cubierta por una estructura de madera a dos aguas que se apoya en los mencionados pilares.

Ermita de Santa María la Antigua de Carabanchel - InteriorVista interior de la ermita

El único ábside está formado por un tramo recto cubierto por bóveda de cañón y un cierre semicircular cubierto por una semicúpula o bóveda de horno. Al exterior se abre una única ventana de ojiva túmida, ciega, con despiece enjarjado en el centro del ábside. Junto al mismo se abre la sacristía, levantada en una época mucho más moderna que el resto y que oculta una parte importante de la fachada sur y el propio ábside.

IMG_0349rDetalle del ábside

A los pies de la ermita, junto al muro oeste, se levanta una torre espadaña, con un primer cuerpo macizo de cajones de mampostería y ladrillo y macizado de ladrillo en las esquinas. En este primer cuerpo se aprecia una separación evidente de la fábrica hasta aproximadamente 1,50 metros por encima del alero, lo cual indica dos etapas de construcción diferentes. Posiblemente existía una primera espadaña que se levantaba ligeramente por encime de la nave, de la cual se demolió el cuerpo de las campanas para doblar su espesor y aumentar la altura con el segundo cuerpo hueco con seis huecos para campanas.

Una doble altura a los pies de la nave sitúa el coro, por el que actualmente se accede a la escalera que comunica con la torre y al cual se puede subir por una escalera realizada dentro de una de  las últimas actuaciones. Los elementos de madera que constituyen el mismo conservan parte de las interesantes policromías que lo decoraron en inicio.

La entrada principal está situada en el muro sur, aunque también dispone de una entrada en el oeste, a los pies de la nave. La portada del muro sur está formada por tres arquivoltas ligeramente apuntadas, de las cuales la central está lobulada. Esta fachada sur presenta un importante desplome hacia el exterior documentado desde los primeros años de uso del edificio, que pudo deberse al colapso de la cubierta original. Para tratar de dar solución a dicho desplome se ejecutó en su día un contrafuerte, que el momento actual presenta un importante deterioro y cuya fábrica no se encuentra trabada con el muro original.

IMG_0380r1Vista de detalle de la portada sur

Toda la planta baja se encuentra a cota de terreno, salvo el presbiterio, que se alza sobre el resto de las partes, y la sacristía, que se encuentra una altura más baja que el resto del conjunto. Los muros interiores se encuentran en el momento actual enfoscados de yeso blanco y pintados. El arco que separa el presbiterio de la nave es un arco apuntado de tres centros con triple moldura que, como en la portada sur, es lobulada en su elemento intermedio.

El muro norte presenta un acabado diferente al resto de fachadas ya que, si bien está compuesto por cajones de tapial de tierra y verdugadas de ladrillo, estos se encuentran enfoscados al exterior. También se ha colocado un zócalo de aplacado de granito que no existe en el resto del edificio.

IMG_0417tDetalle de los cajones de mampostería de la torre

El muro norte presenta un acabado diferente al resto de fachadas ya que, si bien está compuesto por cajones de tapial de tierra y verdugadas de ladrillo, estos se encuentran enfoscados al exterior. También se ha colocado un zócalo de aplacado de granito que no existe en el resto del edificio.

Se trata, como se puede apreciar, de un edificio de gran interés por sus características artísticas y su importancia en la cultura popular y religiosa de la Villa de Madrid. Es por ello que creemos que un primer paso para su mantenimiento, como en el resto del Patrimonio, debe ser  la divulgación porque, como hemos dicho en ocasiones anteriores “lo que no se conoce, no se valora”. Sirva este post para decir: “Tenemos cerca una pequeña joya. Conozcámosla.”

 IMG_0427rDetalle de mampostería en la fachada de la sacristía

 

* Las imágenes y gráficos son obra del autor y forman parte de un trabajo más amplio, y por tanto están sujetas a derechos de autor. Se agradecería que, en el caso de que se precisen para su distribución, se solicitara con antelación el permiso correspondiente.

* Nuestros más sinceros agradecimientos a la  D. G. de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid y al Arzobispado de Madrid por darnos la oportunidad de trabajar en el mantenimiento y la recuperación de un Bien de Interés Cultural de la importancia de la ermita de Santa María la Antigua de Carabanchel.

 

BIBLIOGRAFÍA

NAVASCUÉS PALACIO, Pedro José (1961) “La ermita de Santa María la Antigua en Carabanchel (Madrid)” en Al-Andalus, 26:1, pp. 194-201

Iglesia de San Martín Mota del Marqués Bóvedas 12

Las bóvedas de la Iglesia de San Martín de Mota del Marqués (Valladolid)

Las oportunidades de acceder a las bóvedas de una iglesia hasta poder tocarlas son verdaderamente escasas, y hay que aprovecharlas dentro de lo posible. Éste es el caso de la Iglesia de San Martín de Mota del Marqués, en la provincia de Valladolid, cuyas obras de rehabilitación permiten el acceso rápido, cómodo y seguro a unos elementos que, de otra manera, sólo pueden verse desde el suelo, a unos 15 metros de distancia.

El objetivo de este post no es realizar un análisis en profundidad del edificio y de su estructura, trabajo que pretendemos realizar más adelante, sino mostrar una serie de imágenes que de otra manera es imposible obtener. Por supuesto, estas imágenes dan mucha información sobre los procesos constructivos desarrollados por los maestros canteros y sobre el funcionamiento estructural de las bóvedas, pero eso formará parte de un trabajo más profundo y amplio.

La Iglesia de San Martín es obra, en su práctica totalidad, de Rodrigo Gil de Hontañón, tanto en su proyecto como en la dirección de las obras, entre 1540 y 1558.

DSC_0007Vista de las naves desde el presbiterio (Fotografía de Clara I. Justo Alonso)

DSC_0011Vista de las bóvedas del presbiterio y el ábside poligonal (Fotografía de Clara I. Justo Alonso)

DSC_0010Vista de la bóveda central del tercer tramo (Fotografía de Clara I. Justo Alonso)

Se trata de una iglesia salón de tres naves con tres tramos cada una, y cabecera poligonal. Todos los tramos se cubren mediante bóvedas de crucería con terceletes y combados. En los tramos de la nave central, que en planta forman cuadrados de aproximadamente 8 metros de lado, se reproduce un dibujo de crucerías con cuatro lóbulos apuntados hacia los arcos formaros y perpiaños y dos cuadrados tangentes, el exterior ligeramente deformado para formar una estrella. Las fotografías de detalle pertenecen al tercer tramo de la nave central y a las bóveda que cubre el ábside y el presbiterio.

Así, la tracería de la bóveda y los consecuentes encuentros de los nervios dan lugar a la aparición de 17 claves en los mismos, con una decoración de gran colorido, divida en varios grupos temáticos según su ubicación.

IMG_1006r2Detalle de la clave central de bóveda. Tercer tramo de la nave principal

IMG_1128grDetalle de la clave central de la bóveda del ábside (Se ha girado la fotografía para facilitar la lectura de los textos)

En la clave central se muestra un escudo sujetado por dos querubines. En él se distingue un castillo de tres torres, rodeado por cinco flores de lis y bajo el que surge una hidra de siete cabezas, y sobre el conjunto una sencilla cruz griega. En la clave principal del tramo recto correspondiente al presbiterio, previo la bóveda del ábside, se repite el mismo escudo, con un nivel de acabados sensiblemente mayor, ya que se trata de la clave que se encuentra directamente sobre el altar, y con dos inscripciones en latín: POSUIDEUM PROTECTOREM MEUN, que podría significar “el poder de Dios protector mío”, e IN HOC + VINCIS, que significa “con esta cruz vencerás” (Ruego a aquel que entienda latín, a un nivel mayor que el que me permiten mis escasos recuerdos de BUP y mi imaginación, que me corrija en el caso de que haya cometido algún error en estos significados).  Se trata del blasón de Don Constantino del Castillo, Deán de Cuenca y Comendador de la Encomienda de Santa María de Castellanos de la Orden Teutónica, que fue promotor y mecenas de las obras.

En torno a la clave central, formando los vértices del cuadrado más pequeño, un grupo de cuatro medallones forman las claves secundarias de los arcos cruceros. Este grupo está formado por cuatro efigies que, probablemente, representen a los cuatro evangelistas.

IMG_1011r2Detalle de la clave secundaria de los arcos cruceros, en el tercer tramo de la nave principal, representando probablemente a San Juan Evangelista

Los terceletes se han trazado en la bisectriz entre los arcos ojivos y los formeros, de forma que en su intersección se sitúan los vértices del segundo cuadrado y se marcan mediante cuatro claves secundarias con motivos florales. Sobre los nervios terceletes, en el punto de intersección con los combados, se forman ocho claves secundarias decoradas con motivos geométricos.

IMG_1038r2Detalle de la clave secundaria en la intersección de los nervios terceletes

IMG_1069r2Detalle de la clave secundaria en la intersección de los nervios terceletes y los combados

En la construcción de este tipo de bóvedas según las reglas de Rodrigo Gil de Hontañón busca la estandarización de los procesos, de forma que las ocho claves que forman la estrella central se encuentran a la misma altura unidas por nervios de directriz horizontal, mientras que el resto de las ligaduras buscan una misma curvatura modificando las alturas de arranque en las jarjas. Así, la estereotomía de las dovelas y, sobre todo, de las claves es muy homogénea y permite una simplificación de los trabajos de cantería.

En la fotografía siguiente se muestra una de las claves secundarias, a la cual acometen hasta ocho nervios. La geometría de dichos elemento debe ser perfecta para solucionar dicho encuentro, a pesar de lo cual, la puesta en obra permite cierta flexibilidad.

IMG_1023rDetalle del encuentro de nervios en una de las claves secundarias

IMG_1073rDetalle de calve secundaria en uno de los nervios terceletes

Como se puede apreciar en la imagen siguiente, la traza y el corte de las claves de la bóveda sobre el tramo recto del presbiterio están mucho más trabajos, coincidiendo con la sección de los nervios principales. De la misma  manera, se puede observar el trazado horizontal del rampante, el nervio central que recorre la bóveda en la dirección de la nave, y la exactitud en el corte de las piezas para el encaje de las secciones de los nervios y en las claves.

IMG_1131rVista de la bóveda sobre el presbiterio.

En definitiva, la posibilidad de acceder directamente a las bóvedas permite la observación de detalles que de otra manera pasarían desapercibidos y el acercamiento al trabajo de cantería de los hombres que lo ejecutaron hace casi 500 años.

 

* Todas las fotografías son obra del autor, con excepción de aquellas en las que expresamente se indica lo contrario. En el caso de que alguien las quiera utilizar, adelante. Se agradecería en cualquier caso que se avisara con anterioridad y se nombrara al autor.

* Nuestros más sinceros agradecimientos a la propiedad y la empresa Valuarte, que está llevando a cabo los trabajos de restauración de las bóvedas, por permitirnos el acceso a las mismas y la oportunidad única de tenerlas al alcance de la mano.

 

BIBLIOGRAFÍA

CASASECA CASASECA, Antonio (1988)  “Rodrigo Gil de Hontañón”. Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Bienestar Social. Salamanca.

MARTÍN, Rafael, CÁMARA, Leandro y MURILLO, José Ignacio (2013) “La iglesia de San Martín en Mota del Marqués (Valladolid): Proyecto y construcción” en Actas del Octavo Congreso Nacional de Historia de la Construcción. Ed. Santiago Huerta y Fabián Pérez Ulloa, Madrid: Instituto Juan de Herrera, pp.621-630

PALACIOS GONZALO, José Carlos (2009).“La Cantería Medieval. La Construcción de la Bóveda Gótica Españolas” Ediciones Munilla-Lería. Madrid.

VASALLO, Luis y PÉREZ. Sergio (2011) “Rodrigo Gil de Hontañón en Valladolid. La iglesia de la Mota del Marqués para Constantino del Castillo y otras obras” en BSAA Arte nº77. Universidad de Valladolid. pp. 36-62

 

 

Cementerio en el Bosque - Asplund y Lewerentz

Skogskyrkogarden, el Cementerio en el Bosque de Asplund y Lewerentz

Una de las visitas obligadas cuanto se viaja a Estocolmo es, sin duda, Skogskyrkogarden, el Cementerio en el Bosque, como uno de las obras más importantes de la arquitectura moderna, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1994.

Una de sus características principales, quizá la más importante, es que no (sólo) es arquitectura, o en todo caso es una arquitectura en el interior de la naturaleza. Fue creado entre 1917 y 1940 por los arquitectos Gunnar Asplud y Sigurd Lewerenz en el bosque de Eskende, al sur de Estocolmo, sobre la idea del retorno a la naturaleza y mediante el uso de sus elementos simbólicos: el agua, el árbol, la piedra y la luz.

P1100916R1En el acceso, piedra y agua

Para los ciudadanos del sur de Europa, y más concretamente para los españoles, la idea de un cementerio abierto en la naturaleza, por el cual es posible un paseo agradable más allá de la idea de hacer una visita a los difuntos, nos puede resultar extraña, acostumbrados como estamos a cementerios con grandes tumbas de piedra (de granito, de mármol) y caminos asfaltados para llegar hasta ellas.

La sensación cuando se llega a Skogskyrkogarden es la de quien se dispone a dar un paseo por el bosque, y no la de quien va a llevar flores a sus familiares. Es una forma de acercamiento y de aceptación de la muerte como parte de la naturaleza que nosotros no tenemos, posiblemente por nuestra cultura católica.

P1100878

El acceso al cementerio se realiza por un sendero rectilíneo de lajas de granito, que diferencia la presencia puramente humana, la zona de nichos, las capillas y el crematorio, del territorio de la naturaleza. La gran cruz situada en la pradera es el símbolo que domina el conjunto e indica a quien se acerca que se encuentra en un lugar especial. Es en este punto, en el claro, donde se concentran la mayor parte de las edificaciones y el bosque, prácticamente inalterado, significa lo vernáculo y romántico de la naturaleza.

P1100913Zona de nichos, donde se encuentra la tumba de Gunnar Asplund

El mayor elemento edificado es el conjunto del crematorio, compuesto por las capillas de la Fe, de la Esperanza y de la Santa Cruz,  así como el gran pórtico que sirve  tanto de acceso a esta última capilla como de antesala del bosque. Se trata de una arquitectura con un lenguaje totalmente moderno, construida a partir de 1937, con un marcado carácter funcional y una ensimismada atención al uso de cada elemento, a su relación con el paisaje y al detalle.

P1100907

P1100905El claro. El lago, la cruz y el espacio humanizado

Sobre la pradera, en el lugar más alto del cementerio, se encuentra la Colina de la Meditación. Es un espacio de recogimiento, rodeado por 12 grandes olmos, en el que, aislados del exterior, los familiares y los visitantes pueden hacer un alto en el tiempo y vivir su propia experiencia en soledad. Desde la colina nace un sendero rectilíneo, el Camino de las Siete Fuentes, que atraviesa el bosque, hasta la Capilla de la Resurrección, diseñada por Lewerentz.  Recorriendo este camino es cuando el visitante entra en contacto directo con la naturaleza escandinava, un denso bosque de grandes arboles a cuya sombra descansan los muertos.

P1100902La Colina de la Meditación

P1100900El Camino de las Siete Fuentes y la Capilla de la Resurrección

Cementerio en el Bosque - Asplund y LewerentzEl lugar de reposo en el bosque

Inserta en esa naturaleza, en un claro del bosque, encontraremos la Capilla en el Bosque, de Asplund. Se trata de la imagen más conocida de este lugar y es uno de los edificios que han dado forma a la arquitectura escandinava. Se trata de un pequeño edificio de madera en el cual utiliza elementos clásicos, como columnas dóricas, una cubierta inclinada y materiales autóctonos, con un lenguaje moderno en busca de la expresividad de la forma y la conexión con la naturaleza.

En sendero de aproximación a la capilla está flanqueado por la verticalidad de los árboles, a la que da continuidad mediante las doce columnas que forman el pórtico de entrada a la capilla. En este punto el visitante pasa por un espacio angosto, de apenas dos metros de altura, que sugiere un espacio de recogimiento frente a lo grandioso de la naturaleza que lo rodea (a lo sublime de la naturaleza, que nos recuerda a algunas pinturas de Caspar David Friedrich). Pero en realidad se trata de nuevo de un juego de contrarios, ya que da paso de nuevo a un amplio espacio, una bóveda de 7 metros de diámetro, iluminado cenitalmente, pero que mantiene la sensación de un especio de recogimiento con una gran carga emocional.

Capilla en el Bosque - Asplund Acceso a la Capilla en el Bosque

Capilla en el Bosque - Asplund Capilla en el Bosque

Capilla en el Bosque - Asplund Capilla en el Bosque. Porche de acceso

A continuación podéis ver imágenes de los planos originales de Gunnar Asplund, que se encuentran disponibles en el archivo digital del Arkitektur- och designcentrum de Estocolmo (Suecia).

Capilla en el Bosque - Planta

Capilla en el Bosque. Planta

Capilla en el Bosque - Sección

Capilla en el Bosque. Sección

Capilla en el Bosque - Alzado

Capilla en el Bosque. Alzado lateral

El Cementerio en el Bosque, como hemos visto, pone en conexión aspectos contrarios, como la naturaleza y la obra del hombre, lo moderno y lo tradicional, lo funcional y lo emocional, en un juego tan sutil que se disfraza del simple disfrute de una naturaleza humanizada, o de una humanidad naturalizada. En su recorrido se pone en conexión al hombre con la muerte, pero buscando la sensación del tránsito natural.

El Cementerio en el Bosque, por tanto, no habla de la muerte sino de la transición, de la vuelta de lo propiamente humano a la naturaleza. Y todo ello desde el punto de vista más liviano de un agradable paseo por el bosque.

* Todas las fotografías son obra del autor. En el caso de que alguien las quiera utilizar, adelante. Se agradecería en cualquier caso que se avisara con anterioridad y se nombrara al autor.

REHABEND 2016

REHABEND 2016. Reseña sobre el congreso de Patología en la Construcción, Tecnología de la Rehabilitación y Gestión del Patrimonio

La semana pasada, del 24 al 27 de mayo de 2016, se celebró en Burgos el 6º Congreso REHABEND 2016, sobre Patología en la Construcción, Tecnología de la Rehabilitación y Gestión del Patrimonio. Durante el mismo se presentaron en torno a 300 contribuciones de carácter científico-técnico en el campo de la Intervención en el Patrimonio arquitectónico.

JST Arquitectura estuvo allí presentando parte de los resultados de los trabajos que se han realizado sobre la Iglesia de San Pedro ad Víncula en Vallecas. El artículo presentado en el congreso lo pueden leer aquí y pueden ampliar la información en artículos previos de este mismo blog, aquí.

Pero el objeto de este post no es tanto el contenido de nuestra intervención como realizar una breve reseña del desarrollo del congreso.

En esta sexta edición, el congreso se ha celebrado en el Hospital del Rey, sede en la actualidad de la facultad de Derecho y del Rectorado de la Universidad de Burgos.  Esta institución fue fundada a finales del s.XII por el rey Alfonso XIII, al amparo del Monasterio de la Huelgas, para el cuidado de los peregrinos que recorrían el Camino de Santiago y de enfermos pobres.

Hospital del Rey. Puerta de los RomerosHospital del Rey. Puerta de los Romeros

Hospital del Rey. Patio de los Romeros y torre de la IglesiaHospital del Rey. Patio de los Romeros y torre de la Iglesia.

El conjunto es, en su mayor parte, de estilo renacentista del s. XVI, aunque se conservan elementos medievales que conviven con la iglesia barroca y dependencias contemporáneas. Se accede al conjunto por la Puerta de los Romeros, símbolo de la Universidad de Burgos, que da paso al patio del mismo nombre, en el cual destaca el esbelto pórtico renacentista que da acceso a la iglesia (en la imagen anterior).

Hospital del Rey. Casa de los RomerosHospital del Rey. Detalle de la casa de los Romeros.

Hospital del Rey. Casa de los SacristanesHospital del Rey. Casa de los Sacristanes.

Teniendo en cuenta el tema que desarrolla el congreso, resulta muy oportuna la elección de un edificio histórico en el que se ha realizado una importante rehabilitación, premio Europa Nostra en 1992, que ha permitido la recuperación y mantenimiento en uso de un importante Bien de Interés Cultural.

Hospital del rey. Patio de Comendadores.Hospital del Rey. Patio de Comendadores.

Pero más allá del continente, lo realmente importante en este tipo de eventos es el contenido, es decir, la aportación de todos los investigadores al conocimiento en la materia.

El número de artículos presentados (en torno a los 300, como ya hemos dicho) y el amplio abanico de procedencia de los mismos, indica el interés que despierta el Patrimonio y su relevancia creciente en los círculos de investigación, principalmente en el entorno universitario. El problema se presenta precisamente por ese gran número de ponentes, que impide seguir y asistir a la mayor parte de las ponencias y hace necesaria una planificación previa para poder discriminar las más interesante para cada asistente (planificación que, en cuanto comienzan el congreso, suele trastocarse, pero que hay que hacer para no ir a ciegas de sala en sala). Por la misma razón, el tiempo para las presentaciones se limitaba a un máximo de 12 minutos, por lo se convirtieron, en su mayor parte, en una simple introducción de los trabajos y, en el mejor de los casos, un resumen de los resultados y las conclusiones.

Afortunadamente la documentación del congreso incluye el libro editado con todos los artículos presentados, en formato digital, por lo que, en realidad, el congreso continuará para cada uno leyendo y poniéndose en contacto con quien considere interesante.

Rehabend 2016 - PonenciasPonencia de Gehan Hamdy, de la Universidad de Benha, situada al norte de El Cairo (Egipto).

Rehabend 2016 - Ponencia José Santos TorresY nuestra ponencia.

Es evidente que en este tipo de eventos lo realmente importante es establecer relaciones entre los que se dedican a una misma materia o a un aspecto concreto de la investigación en torno al Patrimonio. Estas relaciones, para las que están perfectamente previstos los cafés, las comidas y las visitas, me han llevado a hacerme una pregunta que, en definitiva, es una las carencias de este tipo de congresos.

En un par de ocasiones durante esos tiempos de descanso, la pregunta que me han hecho cuando he conocido a alguien ha sido: ¿de qué Universidad eres?. Y sí, es cierto que tenían muchísimas posibilidades de acertar, de que yo perteneciera a una Universidad. También es cierto, por otro lado, que doy clase en la Universidad de Valladolid y que estoy haciendo la Tesis en la misma, aunque en otro departamento que no tiene nada que ver con la docencia, pero el objeto de mi artículo no es fruto de una investigación realizada en la Universidad sino del desarrollo de un trabajo profesional.

La presencia de profesionales o empresas, más allá de aquellas empresas patrocinadoras que van a vender sus productos, es muy escasa y el congreso se desarrolla en su mayor parte en torno a la investigación en el ámbito universitario.

Se echa de menos la participación de profesionales dedicados a la rehabilitación fuera de ese ámbito, estudios de arquitectura o de ingeniería, empresas especialistas en rehabilitación o gestoras del Patrimonio, que aporten su visión concreta del estado de la disciplina y de sus experiencias sobre trabajos reales, sobre la aplicación de la investigación en la empresa. Estoy seguro que la diferencia, en los condicionantes, en los medios y en las necesidades, entre el mundo empresarial y el universitario proporcionaría un intercambio de conocimientos muy útil y muy enriquecedor para la intervención en el Patrimonio a todos los niveles (pero cuidado, no me refiero a ir a vender, que para eso están las ferias).

Catedral de BurgosCimborrio de la Catedral de Burgos

En cualquier caso, la asistencia es este tipo de eventos es siempre productiva, porque es difícil no encontrar trabajos que tengan interés y, en este caso, algunos de los ponentes han aportado ideas y propuestas que seguro contribuirán al desarrollo de la técnica en el sector del Patrimonio, en ramas tan diferentes como la fotogrametría, el análisis estructural, el estudio frente a la acción de sismos, la monitorización o los estudios estadísticos.

Cartuja de MirafloresBóvedas de la iglesia de la Cartuja de Miraflores

Y si entre todos los trabajos presentados no se encuentra nada de interés, siempre será interesante hacer las visitas propuestas a la ciudad y a su Patrimonio, que en este caso fueron la Cartuja de Miraflores y el Museo de la Evolución y la Catedral de Burgos, pero eso es otra historia…

Burgos - Museo de la Evolución

* Todas las fotografías son obra del autor. En el caso de que alguien las quiera utilizar, adelante. Se agradecería en cualquier caso que se avisara con anterioridad y se nombrara al autor.

Basílica de San Vicente

La Basílica de San Vicente en Ávila

Cuando a uno le mencionan la ciudad de Ávila, inmediatamente la imagen que le viene a la cabeza es la de las imponentes murallas que protegen su casco histórico, unas de las mejor conservadas del mundo. Pero Ávila (del Rey, de los Leales y de los Caballeros) no es sólo una ciudad amurallada sino que goza, tanto intramuros como extramuros, de un importantísimo patrimonio histórico artístico dentro del cual destaca, por su presencia física y en el desarrollo de la ciudad, la Basílica de los Santos Hermanos Mártires Vicente, Sabina y Cristeta.

Más conocido como Basílica de San Vicente, el edificio se encuentra situado extramuros, frente a la puerta noroeste de la muralla (llamada hoy día, por motivos obvios, puerta de San Vicente). Se trata de uno de los puntos más altos de la ciudad, desde el cual se domina una amplia vaguada al norte.

Basílica de San Vicente en Ávila - Detalle del pórtico surDetalle del pórtico de la fachada sur

Como es habitual en este tipo de conjuntos, su construcción se dilató durante varios siglos y, por tanto, es posible observar el desarrollo de diferentes estilos artísticos entre los siglos XII y XV. En el estado actual tiene planta de cruz latina con tres naves, dos naves laterales y una nave central de mayor altura a la que se abre un triforio sobre las naves laterales y un claristorio que ilumina el interior, y tres ábsides de plantas semicircular en la cabecera.

El recorrido del visitante por la ciudad le llevará, sea cual sea, a la Plaza de San Vicente, la cual abre un amplio espacio a la fachada sur de la Basílica, a lo largo de la cual se desarrolla un amplio pórtico de granito del siglo XV.

Basílica de San Vicente en Ávila - Portada sur del cruceroPortada sur

La primera fase de los trabajos, desarrollada en el siglo XII en un claro estilo románico, incluye los ábsides, la cripta, los brazos del crucero y las naves hasta una primera altura, la de las naves laterales. Entre los elementos más importantes de esta etapa destaca el triple ábside de la cabecera y  la portada sur.

Con la habitual configuración de ábside mayor flanqueado por los dos ábsides menores, llama la atención su gran altura, debida a la pendiente del terreno y a la existencia de la cripta.

Basílica de San Vicente en Ávila - Fachada principalTorres y nártex de acceso

Hacia mediados de siglo, en torno a 1160, se levantaron las torres de distinta altura a los pies de las naves laterales y el nártex de acceso, cubierto por una decorada bóveda nervada y con un balcón sobre la portada que, además de conectar ambas torres se abre a la nave principal.

El pórtico, cuyo tímpano se divide en dos, está cubierto por cinco arquivoltas de medio punto muy decoradas sustentadas por figuras de los apóstoles.

Basílica de San Vicente en Ávila - NartexBóveda nervada que cubre el nártex

Basílica de San Vicente en Ávila - Detalle de portada oestePortada occidental, muy  amplia y decorada

A finales del siglo XII se produce un cambio en el desarrollo de la construcción, con la entrada de un taller borgoñón, que supuso el progresivo cambio de estilo del románico a un primer gótico.

El interior se organiza en tres naves, que descargan sobre los muros exteriores y grandes pilares cruciformes con una decoración muy sobria. Las naves laterales están formadas por gruesos arcos fajones y bóvedas de arista, en un estilo que indica que, al menos, se inició en la primera fase.

Basílica de San Vicente en Ávila - Nave lateralVista de la nave lateral, con sus imponentes arcos fajones de medio punto 

La nave central se cubre con bóvedas de crucería con nervios muy marcados, formadas por arcos perpiaños y formeros ligeramente apuntados, en un estilo románico pero como germen del primer gótico.

Basílica de San Vicente en Ávila - Nave centralVista de las bóvedas de la nave central

Basílica de San Vicente en Ávila - Nave central 2Vista de la nave central, incluyendo los arcos formeros de la nave lateral, el triforio y el claristorio

Tras este periodo borgoñón, se inició uno de inactividad durante el cual la iglesia sufrió serios deterioros a causa del abandono, llegando a temerse por su ruina. A ello se añadió el asiento de dos de los grandes pilares de los arcos torales. Las obras de reparación y finalización, ordenadas por el rey Alfonso X el Sabio, no finalizaron hasta principios del siglo XIV, con el levantamiento del cimborrio, de planta cuadrada y cubierto por una imponente bóveda de crucería octogonal muy decorada.

Basílica de San Vicente en Ávila -  CimborrioBóveda de crucería del cimborrio

Tras su finalización y después de más de cinco siglos de existencia y de ciertas intervenciones que no variaron la esencia del la misma, la Basílica de San Vicente fue objeto de varias restauraciones importantes entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX, dirigidas por los arquitectos Hernández Callejo, Vicente Miranda y, sobre todo, Repullés y Vargas, con criterios historicistas.

* Todas las fotografías son obra del autor. En el caso de que alguien las quiera utilizar, adelante. Se agradecería en cualquier caso que se avisara con anterioridad y se nombrara al autor.

**Este post es simplemente un acercamiento personal y superficial a un edificio que, como la mayor parte de los de su tipo, ha tenido un desarrollo muy complejo y una vida azarosa. Quien quiera conocer en profundidad la Basílica de San Vicente en profundidad debe consultar sin duda alguna la magnifica tesis doctoral de Pedro Feduchi, para aprender sobre Ávila y su arquitectura en esos siglos:
FEDUCHI CANOSA, P., La Basílica de San Vicente de Ávila, Tesis doctoral, Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Universidad Politécnica de Madrid, 2007.

Melilla

La Ciudad Vieja de Melilla (I): Los recintos segundo y tercero

El recinto fortificado de Melilla es, desde hace siglos, un punto estratégico para el control marítimo del Mediterráneo. Así, han existido desde la antigüedad asentamientos púnicos, romanos o mauritanos, entre otros, hasta levantamiento de las fortificaciones que existen actualmente.

El conjunto está compuesto por cuatro diferentes recintos amurallados. El primer recinto se asienta sobre la península natural que se adentra en el mar Mediterráneo y fue construido durante el siglo XVI, los recintos segundo y tercero se edificaron, entre los siglos XVII y XVIII en el istmo que une dicha península con el continente africano y el cuarto recinto forma la cerca exterior e incluye el resto de los recintos, protegiendo el conjunto de incursiones desde el continente.

Mapa de los recintos fortificadosPlano de los recintos fortificados, tomado de Melillalavieja.com

1. Frente de la Marina   2. Plaza de la Maestranza   3. Plaza del Estopiñán o del Gobernador   4. Calle de San Miguel   5. Calle Miguel Acosta   6. Calle Alta    7. Plaza de Doña Adriana    8. Frente de Levante    9. Hospital del Rey  10. Murallas de la Cruz o Trápana    11. Baluarte de la Concepción    12. Frente de Tierra   13. Plaza de Armas   14. Foso de Hornabeque   15. Vista desde la antigua plaza de los Carros    16. Foso de los Carneros    17. Murallas de la Alcazaba    18. Murallas del Cuarto Recinto   19. Fuertes de las Victorias    20. Vistas desde el mar

En la actualidad, tras importantes intervenciones de restauración, los recintos fortificados se encuentran en un excelente estado de conservación.

Desde la ciudad moderna es posible acceder a la Ciudad Vieja por varios puntos. Uno de ellos se abre desde la actual Plaza de la Tres Culturas (15) por el foso del Hornabeque (14). Se trata de la zona más baja de la fortificación y a través de ella es posible acceder, mediante una serie de plataformas, rampas y escaleras, al resto de la misma y a la propia Ciudad Vieja.

Melilla - Acceso por el foso del HornabequeAcceso al segundo recinto fortificado por el foso del Hornabeque

Tras las importantes intervenciones llevadas a cabo, los elementos que la componen se encuentran en muy buen estado. Desde el desconocimiento de su estado anterior, parece una intervención muy respetuosa, ya que los materiales y los elementos que la componen trasladan al visitante a la época en los que la fortaleza tenía realmente un uso militar. Toda la zona correspondiente al y tercer recinto se ha convertido en un agradable entorno para la visita y para las vistas al mar Mediterráneo y del resto de la Ciudad Vieja.

Melilla - Foso del HornabequeFoso del Hornabeque

Una vez entra el visitante en esta primera zona, lo que más llama la atención es la superposición de los volúmenes, formados sobre todo por planos inclinados y superficies curvas, que dan forma al recorrido. Y es este recorrido, esta promenade architecturale la que convierte este espacio de uso militar en un elemento puramente arquitectónico, que tiene sentido en sí mismo y a través de las vistas hacia el entorno.

Se trata de un elemento que no hay que ver desde fuera, sino que hay que visitar, recorrer y “ver hacia el exterior”.

P1100464Baluarte de San Pedro y cala de los Galápagos, desde el Torreón de las Cinco Palabras, en el tercer recinto

Melilla - Foso del Hornabeque

Puente sobre el foso del Hornabeque

Cruzando el foso por el puente se accede al segundo recinto, formado por la Plaza de Armas (13) y los baluartes que la rodean, el de San Pedro y el de San José. Se trata de una plaza abierta y escalonada, bajo la cual se encuentran los calabozos del antiguo presidio.

Sobre el foso de Santiago, atravesando la puerta del mismo nombre y el túnel de Santa Ana, se accede al primer recinto en la Plaza de la Maestranza, donde se encuentran los antiguos aljibes. Éstos se construyeron a finales del siglo XVI y se mantuvieron en uso, para los habitantes de la ciudad, hasta el año 1947.

P1100475Bóveda sobre las salas que forman la Puerta de Santiago

P1100476Fachada de acceso a los aljibes, donde se aprecia la huella de la antigua rampa por la que se accedía al nivel superior

Desde esta plaza comienza la visita al primer recinto, que hoy día continua habitado y cuyas estrechas callejuelas nos conducirán a interesantes edificios civiles, militares y religiosos y a las maravillosas vistas que la rodean. Pero eso será en el próximo post.

* Todas las fotografías son obra del autor, excepto aquellas en las que se especifica lo contrario. En el caso de que alguien las quiera utilizar, adelante. Se agradecería en cualquier caso que se avisara con anterioridad y se nombrara al autor. Gracias.

P1110332a

Nuestro Patrimonio es nuestra Historia

Cada vez que entraba en esa habitación los ojos se le iban sin remedio a esa atestada estantería.

Con apenas 10 años sabía que no debía tocarlos, que eran muy frágiles, pero la tentación era muy fuerte. Aprovechando que él no estaba se subía a la cama y los tocaba, pasando los dedos por los lomos, como si fuera un piano.

Unos estaban nuevos, otros tenían las esquinas gastadas: llevaban una vida mucho más intensa. De vez en cuando aparecían títulos diferentes. Algunos tenían una funda de plástico, la fruta prohibida.

Leía una y otra vez: La Canción de Juan Perro, Rattle and Hum, Kiss me, Kiss me, Kiss me… acariciando las letras.

Un día la tentación fue mayor que la responsabilidad. Quizá había escuchado esa Love Song en la radio y necesitaba “ver” Pictures of You o La Estatua del Jardín Botánico. Ese día, cuando levantó la aguja y la posó con cuidado sobre el vinilo comenzó a poner banda sonora a su vida.

Años después, cuando, acompañado por la mujer de su vida, cruzaba conduciendo el puente de Brooklyn, escuchaba en su cabeza Hey Manhattan!. Y sonreía.

 

P1110328a

 

*Este micro relato está basado en hechos reales. Las dos personas, además del protagonista, que aparecen en él lo saben, o deben saberlo. A ambos: Gracias!!

**Puede parecer que este post no tiene nada que ver con la temática del blog, pero en realidad tiene mucho que ver. Trata de cual es el Patrimonio de cada uno y de como debemos entenderlo. Uno de los míos es la música. ¿Cuál es el vuestro?

***El relato forma parte del curso “Nuevas Estrategias para salvar el Patrimonio Cultural” de la Universidad de Valladolid. La primera estrategia se basa en saber qué es para cada uno el Patrimonio… así que a ponerse a ello.

Portada

Construcción Sostenible: ¿Y qué hacer después?

Una vez que la fase proyecto y ejecución han finalizado, es decir, cuando el usuario experimenta de manera real los resultados de lo que se ha proyectado, ¿qué podemos hacer para verificar esos resultados o para mejorarlos?

 

Auditoría de consumo anual

Es un proceso por el que se obtienen los consumos reales del edificio, partiendo de ellos la auditoría identifica los sistemas en los que se pueden llevar acabo propuestas de mejora, analizándolas para optimizar los consumos.

Tiene como objetivo concienciar a los usuarios de las edificaciones de su comportamiento e implantar acciones de mejora en cuanto a ahorro y eficiencia.

Mantenimiento.

Mantenimiento sostenible es aquel que, simultáneamente, minimiza los impactos ambientales asociados a su desarrollo y permite mantener o adecuar las instalaciones y edificios para que estos puedan desempeñar de forma óptima las funciones y usos que se les han asignado.

Existe un Manual de uso de cada edificio, facilitado al promotor o propietario de la edificación, en el cual han de establecerse medidas y directrices, de forma genérica consideramos las siguientes directrices:

  • Minimización del impacto de las intervenciones sobre el medio considerando el uso de sistemas y elementos de bajo impacto medioambiental y altamente eficientes.
  • Optimización de las redes de servicios mediante el uso de instalaciones y elementos de bajo mantenimiento y larga duración.

Existen diferentes tipos de mantenimiento.

  • Mantenimiento preventivo. Se reduce el número de averías ya que se evalúa programadamente toda la edificación, previniendo todo tipo de afecciones.
  • Mantenimiento correctivo. Se desarrolla una vez se ha detectado la avería.
  • Mantenimiento predictivo. Se realiza a partir de los datos aportados mediante una monitorización.

Como vemos, tan importante como el proyecto y la ejecución de cualquier edificio es la correcta gestión durante toda la vida útil del mismo. Para ello es imprescindible la formación y educación de los usuarios en el funcionamiento y la correcta utilización de los sistemas que conforman su edificio, desde los cerramientos hasta los sistemas de domótica, pasando por todas las instalaciones.

Hasta ahora nos hemos centrado en la formación de los técnicos para que el edificio una vez construido sea sostenible, pero todos los esfuerzos y los costes de una construcción sostenible no tienen sentido sin una concienciación global. El concepto de construcción y uso sostenibles debe convertirse, a través de esa concienciación, en la norma, de forma que el término “sostenible” pierda su significado ya que todo lo será.

En resumen, la construcción sostenible nos aporta las técnicas y las herramientas, pero es sólo el punto de partida para un cambio de hábitos que redundarán en un mayor respeto al medio ambiente a través de la gestión sostenible en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Escaleras

Portada

Construcción Sostenible: Cómo dotar de un ambiente agradable a nuestra vivienda

El objetivo de toda edificación es que sus usuarios se sientan en un estado de confort agradable en todas sus estancias. En ello intervienen varios factores como la temperatura, la humedad, el ruido o la iluminación, entre los más evidentes, aunque también intervienen otros factores indirectos que hacen que eso sea posible, como las características constructivas y técnicas del edificio, las instalaciones, los contaminantes químicos, etc.

Para conseguir un ambiente confortable se persigue reducir al máximo el riesgo de existencia de condiciones perjudiciales para la salud y la higiene de las personas, así como la perdida de los niveles de habitabilidad y confort, mejorando y manteniendo la calidad del aire, eliminando la existencia de sustancias tóxicas o nocivas en espacios habitables y minimizando la demanda energética.

En este artículo vamos a centrarnos en tres de estos factores: la iluminación, los sistemas de control domótico y el ruido.

 

ILUMINACIÓN

En todo edificio es conveniente un estudio de la iluminación que tenga en cuenta el uso de las estancias analizadas, con el fin de disponer una correcta iluminación para alcanzar un grado de iluminación adecuado y así una iluminación eficiente.

Disponemos en el mercado de una amplia gama de lámparas, con diversas tonalidades, intensidad e incluso formas, para garantizar la adecuada iluminación para cada estancia así como un limitado gasto de energía.

Lámparas fluorescentes compactas o de bajo consumo

Actualmente sólo se comercializan las lámparas fluorescentes compactas (LFC) o lámparas de bajo consumo, que están formadas por un tubo fluorescente en miniatura con tamaño adecuado para el uso en aparatos de iluminación convencional. Las ventajas de este tipo de lámparas son:

  • Ahorro en el consumo eléctrico.LFC
  • Recuperación de la inversión en 6 meses.
  • Tiempo de vida útil mayor que las lámparas incandescentes.
  • No tienen mantenimiento.
  • Generan 80% menos calor.
  • Flujo luminoso mayor.
  • Diferentes formas, bases, tamaños, potencias y tonalidades.

En cambio aunque su tonalidad es parecida a otros tipos de bombillas los colores del entorno no se perciben igual que con las halógenas y al encenderse hay que esperar hasta que alcanza el rendimiento adecuado.

También hay que tener en cuenta que su encendido y apagado frecuente disminuye su vida útil, factor que hay que tener en cuenta a la hora de disponerlas en ciertos ámbitos de paso o de uso intermitente.

 Lámparas LED

La tecnología de los diodos emisores de luz o LEDs es más segura para el medio ambiente que la de las lámparas fluorescentes compactas, ya que éstas contienen mercurio.

Los tipos de LED MR16 se utilizan en interiores para iluminación de viviendas, centros comerciales, centros de conferencias, etc. Son de bajo consumo de energía, 3watt, con 170 lúmenes y con un color ambiente de hasta 7000K.

Las ventajas de este tipo de lámparas son las siguientes:

  • Toda la energía es utilizada para generar luz no genera calor.LED
  • Producen más luz por vatio de energía.
  • Su vida útil se extienda de 35.000 a 50.000 horas e incluso 100.000. Las incandescentes lucen entre 1.000 o 2.000 horas.
  • Perfectas para uso intermitente, donde es necesario un apagado y encendido constante.
  • Puede producir dos veces más luz que una tradicional.
  • Proporciona una luz brillante en microsegundos.
  • Reducido tamaño.
  • Diseñas para un enfoque de la luz y una mayor intensidad.
  • Pueden emitir luz de colores sin usar filtros.

 Sistemas de ahorro de iluminación artificial.

Los sistemas de regulación y control apagan, encienden y regulan el consumo energético de la luz mediante interruptores, detectores de movimiento y presencia, células fotosensibles u horarios preestablecidos, permitiendo un mejor funcionamiento del sistema y ahorrando hasta un 70% de energía.

Existen diferentes sistemas de ahorro, acordes a las necesidades de uso y las zonas de iluminación, desde los mecanismos tradicionales a los que aprovechan las últimas tecnologías en detección y comunicación:

  • Interruptor manual.Interruptores
  • Interruptor temporizado.
  • Detectores de presencia o movimiento.
  • Control horario.
  • Control centralizado compuesto por detectores y por una unidad central programable.
  • Control electrónico por internet

Existen unos factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el sistema de ahorro en la iluminación:

  1. Predeterminación de los niveles de iluminación. Mantenimiento de los niveles de iluminación, tiempo de ocupación del reciento y aportación de luz natural.
  2. Elección de los componentes de la instalación.
  3. Elección del sistema de control y regulación.

 

SISTEMA DE CONTROL DOMOTICO

Un sistema domótico dispone de una red de comunicación que permite interconexión de una serie de equipos a fin de obtener información sobre el entorno arquitectónico, realizando determinadas acciones sobre dicho entorno.

Los elementos de campo recogen la información que es trasmitida a la unidad central, procesándola acorde con una determinada programación, regulando automáticamente en base a todo ello los diversos elementos.Domotica

Existen dos tipologías:

  • Contra intrusos. No sólo detecta, como su propio nombre indica, la presencia no deseada sino que también simula la misma, encendiendo y apagando de las luces en horarios programados, levantando persianas, encendiendo equipos electrónicos, etc.
  • Seguridad técnica. Detectores de inundación, humo y gas que, en caso de activarse, pone en contacto el sistema con los teléfonos o equipos informáticos asignados en la central.

Beneficios de un sistema domótico:

  • Energía eléctrica. Gestión del consumo de energía, utilizando temporizadores, programadores y termostatos.
  • Confort. Control automático de calefacción, agua caliente, refrigeración e iluminación, gestión de accesos, persianas, toldos, ventanas, riego automático…
  • Seguridad. Proporciona distintos tipos de seguridad; seguridad de los bienes, seguridad de las personas y seguridad de incidentes y averías.
  • Comunicaciones. El sistema está interconectado con otros dispositivos a través de la red.

 

RUIDORuido

El confort acústico es un aspecto esencial de la calidad de vida de los usuarios de cualquier edificio. Para conseguir un ambiente interior confortable en cuanto al ruido debemos limitar, dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios, acondicionando y aislando los espacios habitables, tanto del ruido interior como exterior.

Está determinado por dos factores: el nivel sonoro ambiental y el comportamiento acústico de los elementos constructivos.

El nivel sonoro ambiental es el ruido percibido en el interior del edificio por diversas fuentes:

  • Ruido exterior del edificio
  • Ruido de instalaciones y equipamiento
  • Ruido aéreo de recintos contiguos
  • Ruido producido por impactos de impactos

La calidad acústica de los elementos constructivos se refiere tanto al aislamiento acústico proporcionado por los mismos como a las cualidades de acondicionamiento acústico, como son la amortiguación y reverberación, que dependen de las condiciones de uso y de las dimensiones  de los espacios. Así, los elementos constructivos que conforman cada recinto deben cumplir las condiciones mínimas  en:

  • Aislamiento acústico ante los tipos de ruido descritos anteriormente
  • Aislamiento ante las vibraciones
  • Acondicionamiento acústico (reverberación – amortiguación)

 

 

El confort del usuario es un aspecto que debe tenerse en cuenta desde las primeras fases del desarrollo de un proyecto, ya que en gran medida está condicionado por los requerimientos de uso de cada edificio y por la configuración y el diseño de los espacios y los paramentos. Una correcta elección de la ubicación y la orientación de los diferentes usos del edificio y un eficiente diseño de las fachadas permite reducir, utilizando medidas pasivas, las necesidades energéticas y aumentar el grado de confort de los usuarios. Es por tanto en el proceso de diseño donde debe incidirse, dentro de los posible, si se quiere alcanzar un nivel de confort alto con un coste energético bajo.

 

*Todas las imágenes pertenecen a sus autores originales y han sido obtenidas de sus sitios web. Pinchando las imágenes podrán acceder a ellos.

Portada

Construcción sostenible: ¿Qué hacer con los residuos que generamos?

Durante las fases de ejecución y uso de un edificio se generan multitud de residuos de todo tipo. La gestión sostenible de dichos materiales es uno de los procesos críticos en toda construcción, ya que se trata de uno de los impactos principales del sector en el medio. Se considera residuo a cualquier sustancia u objeto del cual el poseedor, o aquel agente que tenga intención u obligación, se desprende.

La regla para reducir la producción de residuos es la llamada “tres R”:

1

En Europa los residuos debidos a la construcción y demoliciones superan los 450 millones de toneladas y, como consecuencia de la complejidad de los materiales actuales, su capacidad de reciclaje es menor que en el caso de la utilización de materiales tradicionales y autóctonos.

Según las diferentes normativas vigentes se clasifican en:

234

 

Para entender el proceso de gestión de los residuos debemos identificar a las figuras intervinientes en el mismo:

  • Productor de residuos. Cualquier persona física o jurídica cuya actividad produzca residuos o cualquier persona que efectué operaciones de tratamiento previo, de mezcla o de otro tipo, que ocasionen un cambio de naturaleza o de composición de esos residuos.
  • Poseedor de residuos. El productor de residuos u otra persona física o jurídica que esté en posesión de residuos.
  • Gestor de residuos. La persona o entidad, pública o privada, registrada mediante autorización o comunicación que realice cualquiera de las operaciones que componen la gestión de los residuos, sea o no el productor de los mismos.

Los objetivos que hemos de cumplir entorno al ámbito de los residuos son:

  • Minimización del volumen de residuos. Incorporando procesos de clasificación y separación selectiva de residuos en origen y reciclaje posterior e incorporando el uso de componentes y materiales renovables, reutilizados y/o reciclados.
  • Minimización de las necesidades de vertido, gestión y tratamiento. Minimizando las necesidades de gestión, tratamiento y las necesidades de vertido.
  • Eliminación de residuos tóxicos y/o contaminantes mediante la gestión completa de los residuos.

RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS

Cada edificio sea del uso que sea, debe disponer de un espacio de almacenamiento de residuos.

Los residuos urbanos se clasifican en:RSU

  • Envases ligeros.
  • Materia orgánica.
  • Envases ligeros.
  • Papel / cartón.
  • Vidrio.
  • Pilas.
  • Aparatos eléctricos.
  • Aparatos voluminosos.

La recuperación selectiva consiste en la extracción de los residuos sólidos de todos aquellos productos que sean susceptibles de aprovechamiento. Las técnicas utilizadas para este fin son diferentes dependiendo del tipo de residuo.

Sistemas de pre-tratamiento

Se considera pre-tratamiento al conjunto de operaciones destinadas a la evacuación de los residuos, desde donde se producen hasta donde se recogen.

  • Uso de bolsas y contenedores normalizados. Entendemos como tal, lo que todo usuario de una vivienda realiza, esto es el uso de bolsas y su posterior traslado al contenedor ubicado en la vía pública.
  • Compactador y/o embalador. Máquina que mediante prensas adaptadas a las características de los residuos a tratar consigue reducir el volumen empaquetado en balas.Sistemas-page-001
  • Sistemas de trituración y molienda. Se reduce el volumen gracias a un proceso de fragmentado en partículas.
  • Biotrituradores y compostadores. Para residuos orgánicos existen las biotrituradoas que desmenuzan hojas, hierbas, ramas, desechos vegetales…
  • Compostadores domésticos. Espacios especialmente diseñados para concentrar el material y fomentar la actividad microbiológica de la mejor manera posible.
  • Carros de limpieza. Deben estar compartimentados, manteniendo la recogida selectiva. Destinados a la recogida y trasporte por parte del servicio de limpieza.
  • Refrigeración del cuarto de basuras también llamado local húmedo, está desinado al almacenaje de residuos orgánicos, el resto de residuos se almacenará en un local denominado local seco.

Evacuación sin trasporte

Recogida neumática de residuos. Consiste en la recogida desde el punto de origen, la vía pública o edificio, hasta l centro de recogida utilizando una red de tuberías subterráneas por aspiración con corrientes de aire.VitoriaResiduos

  • Sistema estático. La bolsa de basura se deposita en un buzón situado dentro o fuera del edificio y allí permanece temporalmente. A intervalos de tiempo programados se procede al vaciado de los contenedores.
  • Sistema móvil. El vaciado de los contenedores se realiza desde un camión que realiza la succión.

Sistema de recogida de residuos por bajantes por gravedad. Consiste en trasportar los residuos por gravedad, excepto el vidrio, hacia la parte baja, desde donde se complementará con un sistema de recogida puerta a puerta.

RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN

Se distinguen los siguientes tipos de materiales:

  • Materiales reutilizables.
  • Materiales reciclables.
  • Materiales destinados a la fabricación de productos secundarios.

Se puede desarrollar un programa para aumentar la reutilización de los residuos de la construcción, que deberá incluir las siguientes operaciones:

  • Cálculo de las cantidades y prognosis de la producción de residuos de construcción.RCD
  • Puesta en marcha y desarrollo eventual de los medios técnicos apropiados para la demolición, el manipulado y procesado de los residuos de ora.
  • Establecimiento de las actuaciones apropiadas para el reciclaje de materiales junto con la fijación de unos estándares y sistemas de control.
  • La gestión y regulación que puedan asegurar la aplicabilidad del proceso de reciclado a una situación dada o a las condiciones actuales dentro de la industria de construcción.

El tratamiento que se tiene que dar a los residuos de la construcción varía dependiendo del tipo de material, tamaño, características y humedad.

RESIDUOS PELIGROSOS

Los residuos peligrosos de origen no industrial son aquellos que aun siendo generados de forma particular deben ser gestionados de forma separada.

Categorías de residuos peligrosos domésticos:

  • Pinturas y productos semejantes.
  • Productos químicos de limpieza y tratamiento de aguas.
  • Productos para el automóvil.
  • Productos químicos de jardinería y para el cuidado de mascotas.

ResiduosPeligrososLa gestión de estos residuos está sometida a unos requerimientos en cuanto a autorizaciones, registros y documentación. La recogida, el almacenamiento, el trasporte y las actividades de valoración o eliminación final requieren de una autorización que es otorgada por el Órgano ambiental de cada comunidad autónoma.

 

 

En definitiva, la complejidad del sistema y el impacto que la falta de tratamiento de los mismos causa en el medio ambiente convierte a la gestión de residuos en una de las tareas críticas de todo proceso constructivo. Para ello es importante, más allá de la obligatoriedad, a través de la legislación actual, del tratamiento de los residuos, la concienciación de toda la sociedad de la necesidad de aplicar las “tres R” durante toda la vida útil de un edificio.

El objetivo debe ser, por tanto, la normalización y asimilación de la gestión de residuos en todos los ámbitos de la sociedad ya que, en mayor o menor medida, todos participamos del proceso constructivo, durante su fase de explotación y uso.

 

 

*Todas las imágenes pertenecen a sus autores originales y han sido obtenidas de sus sitios web, pinchando las imágenes accederán a ellos.